VENDER EN INTERNET, EL FUTURO ES HOY

“Hay que vender en Internet”, creas una cuenta en el Marketplace que mejor posicionado está; después de batallar con sus procesos, políticas y herramientas; logras publicar algunos productos que nadie te compra o bien, ni siquiera lo intentas porque tienes tantos que, publicarlos y mantenerlos actualizados significaría contratar personal adicional y la intuición te dice que solo va a ser un gasto. Terminas por llegar a la conclusión de que eso no es para tu negocio.

En mi opinión tienes razón, por lo menos en una parte. Los Marketplaces “más populares” ofrecen un terreno donde no tienes ninguna ventaja.

Y es que si tu negocio está en una ubicación física donde concurren muchas personas y hay poca competencia en la zona, tus posibilidades de obtener resultados son altas.
Sin embargo cuando llevas únicamente tus productos a un lugar con millones de personas y miles de competidores, la probabilidad no está de tu lado, sin importar lo que diga el marketing de Bezos. Es sentido común y estadística.

El mundo ha cambiado y debemos adaptarnos, pero la evolución natural nos ha enseñado que no existe un único camino y que las soluciones son tan diversas como lo somos cada uno de nosotros.

El declive de los espacios de trabajo tradicionales y la dilución de la frontera que separa la vida en línea con el mundo real, traerán cambios en los patrones de consumo, un reacomodo de las cadenas de aprovisionamiento, el auge de nuevas profesiones e incontables desafíos que también son oportunidades para expandir nuestros negocios.

Cada empresa debe ofrecer una experiencia de compra homogénea sin importar el canal por el que inicie, se desarrolle y concluya.

El consumidor puede ser alcanzado por una publicación en Facebook (basta que le dé “Me gusta” o visite un sitio Web, para que desde ese momento podamos darle seguimiento), reforzado a través de un video sugerido en Youtube, dirigido mediante un anuncio de Google mostrado en el momento justo, la venta concretada en la tienda online y la entrega realizada en el punto de venta físico. Esto lo hacen todos los días los gigantes del comercio electrónico y no está fuera del alcance las PyMEs.

Creo firmemente que el comercio local además de sobrevivir, tiene todo para competir y prosperar en la medida de que en cada ciudad se desarrollen plazas comerciales en línea que permitan presentar un frente común altamente competitivo y que empoderen a las empresas para continuar atendiendo las necesidades de los consumidores que ya tienen, a través de una estrategia de ventas omnicanal y con las herramientas tecnológicas que les permitan diferenciarse haciendo uso de sus verdaderas fortalezas, el conocimiento del terreno y las costumbres de los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.