Alerta SARS-COV-2 Ómicron (B.1.1.529)

Ómicron ya está circulando en decenas de países y es muy probable que su prevalencia sea más amplia de lo que indican los reportes actuales en las diferentes poblaciones.

Al momento, no existe información científica suficiente para realizar ninguna afirmación definitiva en ningún sentido; sin embargo debemos esperar lo mejor, estando preparados para lo peor.

Sugerencias a nivel personal

  1. Asegúrese de contar con la pauta de vacunación contra COVID-19 completa, incluyendo el refuerzo (tercera dosis si le es posible acceder a ella). La evidencia indica que las vacunas son seguras y eficaces contra la mayoría de las variantes existentes y que, en el caso particular de Ómicron, lo más probable es que ofrezcan algún grado de protección, al menos contra la enfermedad grave o la muerte.
  2. Mantenga el distanciamiento social, evite asistir a lugares concurridos y con poca ventilación, pero sobretodo use adecuadamente un cubre bocas, de preferencia los que protegen a uno mismo y a los demás (N-95/KN-95/FFP2-3 sin válvulas), incluso en espacios abiertos cuando haya otras personas.
  3. En el caso de espacios de trabajo compartidos, cumpla cuidadosamente las políticas que permiten detectar y aislar rápidamente posibles casos, incremente la ventilación y las medidas de higiene y distanciamiento entre personas.
  4. Si no se siente bien, no asuma que la causa es el aire acondicionado, la luna llena, el ventilador o el frío, tampoco asuma que es un simple catarro, asuma que es COVID-19 hasta que se demuestre lo contario, mientras tanto, quédese en casa por el bien de todos.
  5. Si no es necesario salir, quédese en casa, compre regalos por Internet, haga video llamadas y manténgase en contacto en redes sociales, por el bien propio y ajeno.

Recuerde que el virus SARS-COV-2 causa la enfermedad COVID-19, siendo la vía aérea (aerosoles) su principal mecanismo de transmisión de persona a persona, Ómicron es una variante de este virus con numerosas mutaciones que podrían conferirle mayor transmisibilidad y escapar a los anticuerpos producidos por las vacunas y la inmunidad natural.

Datos preliminares sugieren que Ómicron será la variante predominante en el mundo, que infecta fácilmente a personas que ya tuvieron la enfermedad o están completamente vacunadas.

Los síntomas parecen ser ligeramente diferentes a los de otras variantes, destacando el cansancio inusual (o inexplicable), malestar general, tos leve, febrícula (menos de 38°C) y escozor en la garganta. Pero esto no es una regla, así que ante cualquier malestar contacte a su médico.

Respecto a si causa una enfermedad más grave o no, está por verse y no debemos contar con que será “benigno”. La realidad es que nadie lo sabe con certeza y cada organismo humano reacciona de manera diferente.

Por favor cuídese y cuide de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.